Portear con un Suppori

Hoy hablamos del suppori.

¿Qué podemos decir de este portabebé?

La verdad es que es uno de los que menos he usado, tengo otros predilectos por otras causas. Pero no puedo negar la ventaja que tiene, y es la facilidad de colocación y el poco espacio que ocupa además de lo fresquito que es.
Cuando una familia nos pregunta por un portabebé, una de las preguntas imprescindibles es el uso que le van a dar. Si es para apoyo, para liberar brazos en mitad de un paseo, para trayectos cortos y para acompañar en el inevitable momento del descubrimiento de andar, es el portabebé ideal. Como en todo, no hay un pantalón o un zapato que valga para todo. En este caso, es lo mismo, ya que si lo que buscamos en un portabebé para hacer caminatas o que permita al bebé dormirse...este no es el indicado, para eso, hay otros.

Asi, que, dicho esto, paso a resumir los puntos que considero más importantes en este portabebé:
  • Tejido en rejilla, lo cual hace que sea ideal para portear en verano.
  • No es ajustable, si no que va por tallas (por talla de la persona que portea).
  • De fácil colocación.
  • El soporte del bebé va desde mitad del la espalda, al no abarcar toda la totalidad de la espalda junto con que no es ajustable hace que no haya una reparto del peso en distintos puntos como sucede con la mayor parte de portabebés, pudiendo resultar incómodo para tiempos largos. 
  • Indicado a partir de que el bebé es capaz de mantenerse sentado
  • Por su composición (polyester), se seca muy rápido, lo cual es un punto a favor para usarlo en piscina, en la playa... además de ser ligero a pesar de mojarse.
  • Ocupa muy poco espacio, se dobla y cabe en el bolso, en la mochila...
  • Límite de peso: 13 kgs
Conclusión:

Si lo que buscamos es un portabebé ligero, fácil de poner y de apoyo, el suppori es ideal para ello.

Con la colaboración de www.slowfunkids.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario